domingo, 10 de agosto de 2014

De qué sirve culparnos o preocuparnos??

 
La mayoría de la gente siempre se culpa por lo que pasó o se preocupa por lo que va a pasar y la gran verdad es que no tenemos poder alguno para cambiar lo que ya pasó o controlar lo que va a pasar, pero si tenemos control sobre la manera cómo aceptamos las cosas y como actuamos ante cualquier situación. La culpa y la preocupación lo que hacen es paralizar tu presente sin permitir disfrutarlo.

Cuando un evento acaba de pasar o ya pasó de nada sirve culparnos o lamentarnos, lo que pasó ya pasó y no hay manera de remediarlo. De nada sirven las lamentaciones: "sí hubiese hecho esto, no hubiese pasado aquello; por qué hice esto o dije lo otro; si hubiese ido; si lo hubiese llamado; etc.". La mayoría de veces nos culpamos de cosas que para nosotros son "negativas", pero en realidad todo lo que nos pasa no es fortuito, todo lo que nos pasa nos deja una enseñanza, un aprendizaje de no volver a chocar con la misma piedra, de no actuar de cierta forma.

La próxima vez que te descubras culpándote por algo PARA en seco esos pensamientos, bórralos de tu mente y enfocate en otra cosa, enfocate en tu presente, VIVE TU PRESENTE. Tus sentimientos de culpa no cambiarán nada, ni te harán mejor persona. Lo que pasó ya pasó y no hay vuelta atrás. Lo mejor que podemos hacer es respirar profundo, aprender de la experiencia, levantarse y seguir adelante.

Cuando estamos a la espera de un evento de nada vale la pena preocuparnos, con ello no vamos a solucionar nada. Nos preocupamos por cosas sobre las que no tenemos control como el futuro, que va a pensar el otro de mí, mi trabajo, la muerte, el tráfico, la aprobación de una beca, un cupo Cadivi (Venezuela), etc. Lo que estamos haciendo es perder el tiempo en vez de disfrutar el presente y ocuparnos del mismo. Con preocuparnos no vamos a cambiar el futuro, no vamos a controlar lo que la otra persona va a pensar de nosotros, nuestro trabajo no va a mejorar o empeorar, no vamos a ser inmortales, no vamos acelerar el tráfico para llegar rápido a donde deseamos, ni vamos a saber mas rápido si me aprobaran una beca o un cupo Cadivi. Con preocuparnos no logramos nada, todo lo contrario, afectamos nuestra salud puesto que la preocupación puede causar úlceras, dolores de cabeza o espalda, hipertensión o calambres.

La próxima vez que te descubras preocupándote párate en seco y pregúntate si el preocuparte por ello va a cambiar o solucionar algo, la respuesta obviamente será NO. Entonces No pierdas el tiempo y disfruta tu presente.


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario